Usted está aquí

Enfermedades virales en gatos

Por: comunicaciones2021
Publicado el: Febrero 2022
Enfermedades en gatos
Dos de las afectaciones de salud en gatos domésticos como ferales que han sido atendidos por el Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal (IDPYBA), son la Inmunodeficiencia Felina (VIF) y la Leucemia Felina (VLeF).

Enfermedades virales en gatos

Febrero de 2022 | Ed. 38

Dos de las afectaciones de salud en gatos domésticos como ferales que han sido atendidos por el Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal (IDPYBA), son la Inmunodeficiencia Felina (VIF) y la Leucemia Felina (VLeF). Estas enfermedades de tipo viral presentan una alta morbilidad, es decir, una elevada posibilidad de contagio; aunque los gatos pueden vivir con ellas si se realiza un tratamiento adecuado, en el caso de no ser atendidos oportunamente el resultado es la muerte, lo que implica también importantes niveles de mortalidad.

Al respecto, El IDPYBA realiza una minuciosa labor de diagnóstico y control a todos los gatos que ingresan a su Unidad de Cuidado Animal, con el objetivo de garantizar el aislamiento y tratamiento correspondiente que permita reducir el riesgo de contagio a los demás que allí permanecen, además, para que luego de recibir los procedimientos pertinentes estos animales puedan darse en adopción, previo conocimiento de su condición por parte del futuro adoptante, quien deberá asumir en adelante los cuidados que el animal requiera.

Cabe aclarar que el VIF y el VLeF son enfermedades propias de la especie que no se transmiten por vía aérea ni se contagian a los humanos.

Los Virus de Inmunodeficiencia Felina (VIF) y Leucemia Felina (VLeF) pueden contagiarse fácilmente, por ejemplo, a través de comidas que compartan muchos animales entre los cuales pueda haber alguno enfermo o se desconozca su estado de salud, como también por intercambio de fluidos mediante el apareamiento o una mordedura entre otras situaciones, también pasa de las madres a sus crías.

El VIF como su nombre lo indica ataca el sistema inmune, mientras que el VLeF a los glóbulos blancos y rojos; para la primera (VIF) existe una vacuna sobre la cual aún se estudia su eficacia y por ello no está disponible en Colombia, para la Leucemia hay una que se comercializa, pero su aplicación exige de ciertas condiciones que deben ser establecidas previamente por un médico veterinario.

Dadas las características de estas enfermedades y la responsabilidad que asume el IDPYBA ante la custodia de animales con diversas patologías, el equipo del Observatorio se dio a la tarea de identificar la prevalencia de estas, a partir de la revisión de 414 historias clínicas de felinos atendidos entre febrero del 2018 y septiembre de 2019, con los siguientes resultados.

Del total de historias clínicas revisadas 184 animales ingresaron por el programa de Urgencias Veterinarias y 230 por otros como Brigadas Médicas y Captura Esteriliza Suelta (CES). 55 resultaron positivos para Inmunodeficiencia felina (35 machos y 20 hembras); 33 infectados con Leucemia (21 machos y 12 hembras) y siete gatos (machos) fueron diagnosticados con las dos enfermedades.

 

En los gatos atendidos por el IDPYBA en el periodo referenciado la prevalencia del Virus de Inmunodeficiencia Felina (VIF) fue del 13,29%, mientras que para el virus de Leucemia Felina (VLeF) fue del 7,97%; la prevalencia de coinfección tuvo un resultado del 1,69%. Los resultados sugieren que los factores de riesgo están asociados a la edad (gatos de 2 a 5 años) en estratos 0,1, 2 y 3, y el estado de salud general.

El IDPYBA ha diagnosticado el VIF y el VLeF en gatos domésticos y ferales en la ciudad de Bogotá procedentes de diferentes localidades, ecosistemas y ambientes que incluyen humedales, parques, zonas de recreación, colegios, zonas de invasión y puntos críticos, entre otros. Los gatos que han ingresado a la UCA con estas enfermedades en su mayoría han presentado signos y síntomas clínicos comunes como: baja condición corporal, anorexia, gingivoestomatitis, conjuntivitis, diarrea, pelo sucio y áspero, fiebre y lifadenopatía, entre otros.

Según algunos estudios realizados en otros países se considera que la prevalencia de estas enfermedades es mayor en gatos machos, en edad y posibilidad reproductiva (no castrados) y que poseen acceso al medio exterior, lo que significa una mayor posibilidad de que tengan peleas por competencia sexual y territorial”, explicó Johan Moreno.

Para ejercer la tenencia responsable de un gato El IDPYBA recomienda:

  1. Garantiza la atención en salud de tipo preventivo y curativo, que incluye visitas periódicas al médico veterinario y, con mayor razón si se observan síntomas como los descritos anteriormente para poder tener un diagnóstico y tratamiento oportuno.
  2. Completa los esquemas de vacunación y refuérzalos anualmente. Aunque la vacuna antirrábica es la única de carácter obligatorio, las demás son igual de importantes para garantizar la salud de los gatos; se recomienda aplicarles la triplefelina.
  3. Evita que los gatos salgan de la residencia para evitar peleas o consumo de alimentos contaminados que puedan derivar en contagios y otras situaciones o accidentes.
  4. Esteriliza a los animales para evitar nacimientos no deseados y reducir los instintos de territorialidad y sexualidad que muchas veces conllevan a enfrentamientos con otros de la especie, o a ataques de perros.
  5. Garantiza una alimentación adecuada.
  6. Adecúa espacios (enriquecimiento ambiental) para que los felinos se sientan más a gusto en casa y puedan ejercitarse, por ejemplo, con rascadores y gimnasios especiales para ellos.

Galería de imágenes de la noticia: 
Observatorio 38-1
Observatorio 38-1
  • Observatorio 38-1
  • Observatorio 38-2
  • Observatorio 38-3
  • Observatorio 38-4
  • Observatorio 38-5